Yearly Archive 2017

Bonos de baño y mantenimiento

Pregunta por nuestros bonos y mantén a tu mejor amigo limpio y arreglado por mucho menos.

¿Se pueden bañar los gatos?

Cuando un gato es pequeño, su pelo es nuevo y suele ser espectacularmente bonito y suave pero, llega un momento en que muda ese pelo por el de adulto, que suele ser más grueso y largo y un subpelo denso y fino que, sin un correcto mantenimiento, puede mostrar nudos, especialmente en las razas de pelo largo.

Afortunadamente estas razas que requieren más cuidados, suelen tener un carácter tranquilo y disfrutan cuando reciben una atención minuciosa.

Los pelos sueltos le resultaran molestos y los lamerá de forma que acabaran en su estómago, por ese motivo es muy importante que ayudemos a nuestro gato proporcionándole una serie de cuidados.

¿Por qué llevar a mi gato a la peluquería?

Uno de los cuidados que nuestro gato puede necesitar es el de peluquería, tanto cepillado, baño o corte de pelo. Si acostumbramos desde pequeño a nuestro gato a tener sesiones de peluquería, nos resultara mucho más fácil someterlo a estos cuidados cuando sea adulto.

Las sesiones tienen que ser periódicas y frecuentes, pero no durar mucho tiempo, salvo que estemos preparando al gato para una exposición.

Ante todo debemos saber que cortar el pelo a nuestro gato estimula la aparición de subpelo que, al crecer, se convierte en lana. Cortar el pelo del gato suele ser necesario cuando por dejadez y falta de cepillados se han creado muchos nudos que parecen imposibles de deshacer.

La importancia de cepillar el pelo de tu gato

El cepillado diario evitara que se formen nudos, que después serán difíciles de quitar. No todos los gatos requieren un cepillado diario, depende del pelaje, de la época de muda, etcétera, pero es importante que se habitúen a él para que no muestren resistencia cuando sea necesario.

Si durante el proceso de cepillado tu gato llora o se queja, no lo ignores y para. Nada pone a un gato más nervioso que pensar que no tiene control sobre una situación.

Es muy importante que los dueños se conciencien del mantenimiento regular del pelo de su gato.

 

¿Cómo bañar a mi perro?

¿Cuántas veces te has hecho esta pregunta? Parecen demasiadas las cosas a tener en cuenta, ¿cuál es la frecuencia con la que hay que bañarlo, qué champú es el más adecuado para su pelo, cómo lo seco?, pero solo es cuestión de conocer los cuidados que necesita y apoyarte de un buen profesional que pueda ayudarte en los momentos de duda. Y, para eso, estoy yo 😊

Hoy vamos a resolver todas las dudas sobre el baño de los perros

Frecuencia baño en los perros:

La frecuencia del baño en perros siempre ha sido un tema controvertido, ya que, se pueden encontrar recomendaciones tanto de bañarlo cada semana, hasta quienes opinan que lo mejor es cada mes o dos meses.

La realidad es que la piel de los perros difiere mucho de la de las personas; es mucho más sensible y requiere una adecuada hidratación para mantenerse saludable.

La frecuencia del baño dependerá de las necesidades de cada perro y cada familia, ya que hay perros muy limpios y otros que por su entorno se ensucian más a menudo. Por supuesto, las mascotas que vivan en pisos o casas pueden incluso bañarse con una frecuencia más continuada, ya que inclusive sin ensuciarse pueden presentar “mal olor” en cuestión de semanas.

Hay razas que predisponen a tener “mal olor” como los Shar-pei, Bulldog francés, Bulldog inglés, Cocker inglés…, mientras que hay otros perros que casi no presentan olor, como los Teckels.

La recomendación general es bañarlos cada dos o tres semanas, siempre habiendo excepciones particulares, como los baños dermatológicos, o recomendaciones veterinarias.

El baño en los cachorros debe iniciarse al terminar sus vacunaciones, ya que puede ser una actividad estresante que baje sus defensas y los exponga a enfermedades.

Tipos de champú para perros:

El champú a utilizar es muy importante, ya que depende de los distintos tipos de manto, pelo duro, pelo largo, pelo corto, doble capa…, nunca utilizando champús de uso humano ya que el PH de los perros es distinto al PH de las personas y les puede provocar irritación de la piel, sequedad, descamación y graves problemas.

Tampoco se han de utilizar champús antipulgas para “prevenir” estos parásitos, ya que estos champús únicamente están recomendados en caso de infección que, efectivamente matan a las pulgas durante el baño, pero no previene la infección y resecan la piel del manto llegando a provocar graves problemas.

Para perros con problemas de piel, como prurito, seborrea, pioderma, enfermedades parasitarias o problemas alérgicos, existen champús dermatológicos que ayudan a recuperar mucho más rápido las lesiones. Estos champús están indicados de acuerdo a cada caso.

Para los cachorros ha de utilizarse un champú más suave, específico para cachorros.

Secado de pelo en perros 

El secado se debe realizar con toallas, evitando las corrientes de aire frío y, en caso de utilizar secador, debe utilizarse siempre con aire tibio para evitar quemaduras.

 

Después de todos estos consejos solo quiero remarcar algo importante: NO bañe a su perro más de 1 vez por semana, no irrite su piel con productos inadecuados y, ante cualquier duda o problema acusa siempre a un profesional de confianza.